· 

Alfa & Omega

Y la luz brilla en las tinieblas.

Primero fue la luz, fuente sin fin de donde procede  y  es descompuesto lo material hacia todas las formas que representan el universo y la Tierra con todos sus aspectos de la vida.  La oscuridad es el verdadero rostro de la luz, sólo que no lo vemos. Es de notable gracia para el hombre y las demás criaturas. Cada una de sus partículas posee luz, fuerza nuclear, radiación, química, vital y la mecánica así como la energía aún no identificada. Tiene el poder para crear la Tierra con su órbita. Es la auténtica palanca de Arquímedes. Tus ancestros, hijo de luz, vivieron en la Tierra una vida sin enfermedades ni sufrimiento alguno. Conocieron sus cuerpos de sueños y viajaban entre las dimensiones y los espacios. Eran bienvenidos en todas partes de los multiversos y en todas formas de luz encontraron aliados.

Escribir comentario

Comentarios: 0