· 

Alfa & Omega

Conocer es el principio de la libertad. El arte del saber es el arte de alcanzar la libertad. Todo el sufrimiento proviene de la ignorancia. Ignorancia de lo que somos. Del océano al continente, del desierto a la montaña, de la flor al animal, del espacio al tiempo, todo está regido por la grande falacia. Sin la ilusión nada existe y nada cambia. La auto ilusión es el dominio de los innumerables sueños del mundo. Todos los fenómenos de este mundo y de todo los universos existentes son mera ilusión que se manifiestan como imágenes en un cine delante el espectador. La manifestación se realiza por los sentidos como la pantalla refleja al proyector. La manifestación de lo que se dice que es la vida, surge de la no manifestación así que no existente y no puede ser comprendida. En tu mundo se manifiesta y en tu mundo desaparece. Surge con tu aparición y se va contigo. Desaparece de nuevo en el infinito océano. Nunca estuviste y nunca fuiste alguien. Tu, hijo bendito, estás solo. Tu mi único, eres la no manifestación. Tu hijo elegido, eres el hombre sencillo. Tu mi hijo amado hablaste contigo. Vuélvete del mundo relativo, de las manifestaciones y de la ilusión a tu hogar. El mundo absoluto es la única realidad. Todo lo que era tuyo ya es estafa. Todo ya es muy claro. Todo es una diferenciación de un espíritu. Todos los antagonismos son complementarios. No hay nada idéntico. Todo es  un sueño y nada permanece. Todo en esta simulación tiene un principio y tiene un final. Todos los fenómenos son efímeros. De lo inexistente surge el sueño del mundo. Lo que ya es centrífugo de repente es centrípeto. No hay nada neutro. Hijo atento, si te atascas en el mundo, estas perdido. Tu eres lo que eres, y lo que eres no te pertenece. Eres causa de ti mismo y a la vez de todas las cosas. Existes por ti mismo y eres  el productor de toda tu realidad. La libertad no depende de la voluntad sino del entendimiento. El hombre se libera por el conocimiento. Los infinitos modos e infinitos atributos que te das y tu libre albedrío son mera ficción. Respira profundamente el aire del recién nacido hijo y suelta el aire del moribundo. Rompe la cadena de la esclavitud para siempre. Levántate y anda hombre sencillo. Levántate.

Escribir comentario

Comentarios: 0